Sala de arte Agüimes | Maya Rygaard
Bienvenidos a la Sala de Arte Agüimes, aquí encontrarán toda la información sobre las exposiciones actuales y futuros eventos.
sala de arte, agüimes, casa de la cultura,
1840
single,single-portfolio_page,postid-1840,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.3, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.1,vc_responsive

Maya Rygaard

“Cuatro estaciones”

Un reflejo de la naturaleza nordica.

“Ver es el principio del ojo pero no su función. Leer es función del ojo pero no su movimiento. Conocer es el movimiento del ojo pero no su poder. Iluminar es el poder del ojo pero no su atributo. Ausencia sin imágenes; fuera del tiempo; es el atributo del ojo y el roce de su aniquilaciön.”

La muestra pictorica de la artista sueca Maya Rygaard explora la importancia que ha tenido y continua teniendo en la cultura nórdica el paisaje. El paisaje asume especial influencia alrededor de principios del siglo XIX. Pintores legendarios como Edward Munch, Vilhelm Hammershöi, Carl Larsson y Akseli Gallen-Kallela fueron los motores iniciadores de esta fuerte tradición paisajista de los paises nórdicos.

A medida que se acerca el final del siglo XIX el paisaje se vuelve más subjetivo tanto en la forma como en el contenido. Se trata de un paisaje más metafórico y personal, interactuado con los sentimientos o los diferentes estados de ánimo del artista, que se muestran por ejemplo en la intensidad y los colores usados en cada momento.

Maya Rygaard continua en la huella del camino clásico romántico de la tradición paisajista nórdica, investiga y experimenta de lo romántico-clásico a la abstracción del paisaje. Sus obras monumentales contienen una gran influencia de melancolía y soledad reflejos directos de la naturaleza del centro-norte del territorio geográfico sueco.

Maya reside y trabaja al norte de la ciudad universitaria de Uppsala.

La fuerte asmosfera psicológica de sus obras la construye de acuerdo a temas y colores que reflejan las cuatro estaciones del año. Por ejemplo el largo invierno sueco, con una gama de colores oscuros, casi negros nos conducen a lugares solitarios, aislados y abandonados de oscuridades eternas, lugares que nos aprisionan y nos conducen a pensar en un sin fin de preguntas exintenciales acerca del tiempo en el que vivimos.

La pintura de Maya Rygaard es una busqueda y una investigación de los diferentes estados físicos y metafísicos del paisaje nórdico, busqueda que aprisiona momentos mágicos donde la luz y oscuridades juegan un papel importante en la creación y contrucción de los espejismos de los paisajes elegidos, donde los elementos naturales influyen en todo lo viviente de sus alrededores.

En “Las cuatro estaciones” Maya Rygaard juega y expresa sus diferentes estados de ánimo influenciados por sus viajes e impresiones a través de Suecia, Finlandia y Noruega, momentos que reflejan soledad, melancolia, calides y frialdad, , estados poéticos y dramáticos.

Las obras de Maya Rygaard tratan de iluminar pequeñas conexiones y fragmentos entre el romanticismo nórdico y la abstracción moderna, se inspira en la propuesta del ensayista Robert Rosemblum, que vio el germen del arte abstracto moderno en el paisajismo romántico del siglo XIX, una idea que plasmó en su influyente ensayo ” La pintura moderna y la tradición del romanticismo nórdico. De Friedrich a Rothko”

El crítico e historiador del arte neoyorquino fallecido en 2006 vinculó la estética y la tradición histórico-cultural del romanticismo nórdico primitivo con la pintura abstracta moderna europea y norteamericana, tomando como referentes de ambas corrientes artísticas a sendos pintores como Carl Gustav Carus, Carl Blechen, Turner, Constable, Van Gogh, Munch, Klee, Kandinsky o Max Ernst que muestran la evolución pictórica sugerida por Rosenblum introduciendo la abstracción en la representación del paisaje.

El recorrido concluye con los paisajes de figuras del expresionismo abstracto estadounidense como Mark Rothko, Adolf Gottlieb, Barnett Newman y Jaksson Pollock, además de las obras de dos pintores europeos contemporáneos, Anselm Kiefer y Gerhard Richter, en cuyas obras pervive la influencia del romanticismo.

Maya Rygaard desde fines del 2004 trabaja con el paisaje como idea básica, donde investiga desde los puntos mas imaginarios la mitología de la naturaleza nórdica. Una investigación entre la relación de presencia y no presencia. Escenarios de naturaleza cruda, sin hueyas de lo humano, sin tiempos. Solamente razgos de los interminables cambios rutinarios de las estaciones del año, donde esta naturaleza cruda se apodera de los mas pequeños rincones de nuestra existencia. La pintura tiene su propio idioma sensual semántico, lejos de la expresión verbal con sus propias reglas.